You are here
Home > ABORTO QUIRURGICO

El aborto quirúrgico es el método mediante el cual, se interrumpe el embarazo a través de la extracción del feto y la placenta, del útero. En aborto quirúrgico, para extraer el feto y el material conexo, se usa una ventosa obstétrica.

 

El aborto quirúrgico suele practicarse más comúnmente, pasadas 6 semanas del último periodo menstrual de la paciente. Alguno de los exámenes  o pruebas de embarazo que se puede realizar la paciente antes de someterse al procedimiento, puede ser:

 

  • De orina. Para confirmar si está embarazada o no.
  • De sangre. Éste es para conocer el tipo de sangre de la paciente; y de acuerdo a el resultado del examen, podría ser probable que, para prevenir problemas en un futuro embarazo, necesite una vacuna especial, que se llama Rhogam.
  • Con este, se puede verificar las semanas de embarazo que tiene la paciente.

 

El aborto quirúrgico se lleva a cabo de la siguiente manera:

 

  • La paciente se recuesta en la cama.

 

  • Se puede aplicar un sedante, para relajar a la paciente e inducir el sueño.

 

  • Se puede anestesiar el cuello uterino, para que durante el procedimiento, el dolor sea mínimo.

 

  • Los pies de la paciente descansan en unos soportes (estribos), posicionando las piernas de forma que al médico le sea posible ver la vagina y el cuello uterino.

 

 

  • Serán colocadas unas pequeñas varillas llamadas dilatadores en el cuello uterino, para ensancharlo suavemente.

 

  • El médico introducirá una sonda en el útero y utilizando una aspiradora, se extraen los tejidos del embarazo.

 

 

Los riesgos que abarcan un aborto quirúrgico son:

 

– Perforación accidental del útero.

– Daño al cuello uterino.

– Sangrado excesivo.

– Infección del útero o de las trompas de Falopio.

– Reacción a los medicamentos, o a la anestesia, por ejemplo, problemas para respirar.

– Cicatrización interna en el útero.

– Que no haya sido extraído todo el tejido, en cuyo caso será necesario un nuevo procedimiento.

 

Aborto por cirugia

Después del procedimiento, la paciente permanecerá en una habitación para que su recuperación. Ya que podría estar aún un poco somnolienta debido a los medicamentos administrados durante el procedimiento; los médicos indicarán el momento en que la paciente se pueda retirar.

 

También, una vez terminado el procedimiento, a la paciente se le pueden dar medicamentos, con la intención de ayudar al útero a contraerse y de esta forma, reducir el sangrado. Es indispensable que la paciente mantenga contacto con el médico durante los días siguientes, posteriores al procedimiento.

Regresa a tu revisión 10 a 15 días después de realizar el Aborto o la Interrupción Legal del Embarazo.

Top